Fase 01

Análisis

Fase 02

Protección

Fase 03

Recuperación

FASE 03

Recuperación

Prepárate para lo inesperado: ¿Sabías que la recuperación después de un ciberataque puede ser aún más complicada que prevenirlo?

Contar con un plan de recuperación sólido es esencial para minimizar los daños y reducir el tiempo de inactividad. Nuestro servicio de Recuperación te proporcionará un enfoque estratégico para restaurar rápidamente tus sistemas y recuperar tus datos valiosos. No permitas que un ciberataque paralice tu negocio. Estamos aquí para ayudarte a superar cualquier obstáculo en el camino hacia la recuperación.

No subestimes el poder de las copias de seguridad seguras

Si no tienes medidas de seguridad adecuadas en su lugar, tus archivos de respaldo pueden ser corrompidos o eliminados por completo, dejándote sin posibilidad de recuperación después de un ataque. No te arriesgues a perder años de trabajo duro. Implementa un plan de recuperación sólido y monitoriza regularmente tus copias de seguridad para garantizar su integridad y disponibilidad en caso de emergencia

Identificación de activos críticos

Identificación de activos de información y sistemas críticos. Establecimiento de requisitos de seguridad.

Configuración de herramientas de monitorización

Configuración de firewalls, antivirus, sistemas de detección de intrusiones, entre otros.

Monitorización de registros de eventos

Recolectar y analizar registros de eventos de los sistemas y aplicaciones. Detectar cualquier actividad sospechosa.

Detección de intrusiones

Identificación de patrones y comportamientos anómalos en la red.

Análisis de vulnerabilidades

Análisis periódicos de vulnerabilidades para la identificación y corrección de puntos débiles en la seguridad.

Respuesta a incidentes

Inicio del proceso de respuesta a incidentes si se detecta una amenaza o incidente de seguridad. Contención y mitigación del daño.

Evaluación de la efectividad

Evaluación regular de la efectividad del proceso de monitorización. Identificación de áreas de mejora. Ajuste de herramientas y procesos según sea necesario.

Daños

  • Pérdida, robo o daños en los equipos informáticos, información propiedad intelectual.
  • Gastos de reparación y restauración de los datos borrados.
  • Costes de restauración del sistema del control de acceso.

Delitos cibernéticos

  • Phishing
  • Suplantación de identidad
  • Hacking telefónico
  • Robo de identida
  • Fraude electrónico
  • Extorsión cibernética.

Gastos de gestión y comunicaciones de crisis

  • Cobertura para los datos alojados en la nube.
  • Daños reputacionales.
  • Honorarios de asesores externos.
  • Gastos de planes de contingencia con proveedores.

Responsabilidad civil

  • Daños y perjuicios producidos a terceros derivados de fallo o incidente de Seguridad.

Defensa jurídica

  • Gastos de asesoramiento legal y respuesta a procedimientos legales, judiciales o de mediación.

Interrupción de negocios

  • Pérdida de Beneficios y Gastos derivados de paralización del sistema informático.

Para la contratación del seguro las compañías aseguradoras exigen que se acredite un nivel de seguridad que esta garantizado si se realizan las fases de la 1 a la 5.

La correcta prevención no solo facilita la contratación de la póliza sino que bonifica positivamente en el precio de contratación.

¿Sabías que la recuperación después de un ciberataque puede ser aún más complicada que prevenirlo?

Si quieres saber más como proteger tus equipos y comunicaciones, ponte en manos de expertos.